ue en el año 1.956 cuando en el seno de la Agrupación de Padres de Familia y Antiguos Alumnos del Colegio existente en el número 19 de la calle Ponce, en Jerez de la Frontera, que regía y administraba el Patronato Católico Nuestra Señora de la Merced, venía tomando cuerpo la idea de la creación de una Hermandad, partiendo de la Congregación del Stmo. Niño Jesús que radicaba en la Capilla de la Concepción, existente en dicho Colegio.

El grupo promotor de este proyecto contaba con el estímulo y la animación de los componentes del Patronato Católico, de su profesorado, y muy especialmente de la Srta. María Pepa Romero Barrera, miembro del Patronato y Directora del Colegio desde su fundación.
El día 1 de Noviembre de 1.956 se celebra una reunión bajo la presidencia de la Srta. María Pepa Romero Barrera, a la que asisten D. Rafael Barrera Cano, D. Fernando Cano Romero, D. Francisco Moreno Gómez, D. Francisco Núñez Jiménez, D. José Antonio Ristori Ruiz y D. Manuel Tarrío González, quien actúa como secretario. Por el Sr. Cano Romero se expone que el objeto fundamental de la misma, como refleja su acta lo constituye:

“… la idea por él lanzada y de acuerdo con los demás asistentes, de organizar en nuestra capilla una Archicofradía del Stmo. Niño Jesús, rama erigida en la Escuela Lasaliana de Belén por S.S. Pío X; ya que existiendo en nuestro colegio una congregación del Niño Jesús, rama de la citada archicofradía, y aumentando de día en día la devoción a la Imagen del Divino Niño Titular de dicha Congregación, es deseo nuestro constituirnos en Archicofradía para propagar y difundir más este culto y devoción, y con el fin de que puedan pertenecer a ella no sólo los niños, como en la Congregación, sino también cuantas personas mayores lo deseen, y muy especialmente, los antiguos alumnos del Colegio…”.


Al propio tiempo se propone que para darle el carácter cofradiero propio de nuestra tierra sea además Hermandad de Nazarenos venerando el momento de la Cruxificción de Nuestro Redentor bajo el título de Stmo. Cristo de la Buena Muerte.

Acogiéndose favorablemente por los reunidos, estas propuestas se acuerdan llevarlas adelante; y que el Sr. Cano Romero, como conciliario de la Congregación del Niño Jesús, gestione los trámites de la Archicofradía.

El día 8 de Diciembre de 1.956 vuelve a reunirse el mismo grupo, salvo la Srta. Romero Barrera, acordándose formar una Comisión Organizadora con la siguiente composición:

Presidente: D. Francisco Núñez Jiménez
Vice-Presidente: D. Fernando Cano Romero
Secretario: D. Manuel Tarrío González
Tesorero: D. Rafael Barrera Cano
Vocales: D. Francisco Moreno Gómez y D. José Antonio Ristori Ruiz

El día 19 de Febrero de 1.957, la Comisión Organizadora se plantea unir al título de la Cofradía el de una advocación dolorosa de la Stma. Virgen. El acta de dicha reunión recoge

“… acordándose tras la manifestación de diversas opiniones elegir la hermosa advocación de María Stma. del Dulce Nombre. Portando dicho título un alto valor significativo para nuestra Cofradía, como prueba de gratitud a la Srta. María Pepa Romero Barrera, fundadora y directora del Colegio, y que durante 31 años ha desarrollado incansablemente una gran labor educativa y apostólica al frente del mismo…”.


Con fecha de 26 de Marzo de 1.957 el Ilmo. Sr. Vicario General del Arzobispado de Sevilla, Lcdo. Valentín Gómez, decreta en el expediente de erección de Hermandad y aprobación de sus Reglas, señalado con el número 44.141, erigir en la Capilla del Patronato Católico de Nuestra Sra. de la Merced en Jerez de la Frontera, una Hermandad con el título de Archicofradía del Niño Jesús y Hermandad de Nazarenos del Stmo. Cristo de la Buena Muerte y María Stma. del Dulce Nombre, así como aprobar los estatutos de la misma. De ello da fe el Notario Ecco. Dr. Emilio Aguilar en su Certificación de igual fecha.

El día 28 de Abril de 1.957, la Comisión Organizadora confecciona una propuesta de Junta de Gobierno y decide convocar Cabildo General el domingo día 5 de Mayo, dando así por terminadas sus funciones.
Dicho día 5 de Mayo se celebra Cabildo General de Elecciones bajo la presidencia del Rvdo. Padre D. Luís Bellido Salguero, Capellán del Patronato y Conciliario de la Cofradía; y con él forman la mesa, en representación de la Comisión Organizadora quienes fueron su Presidente, D. Francisco Núñez Jiménez, y Secretario, D. Manuel Tarrío González. Con la asistencia de 24 hermanos con derecho a voto, se elige la Primera Junta de Gobierno de esta Hermandad que quedaría formada por:

Hermano Mayor: D. Francisco Núñez Jiménez (23 votos)
Teniente-Hno. Mayor: D. Manuel Tarrío González (23 votos)
Mayordomo: D. Fernando Cano Romero (23 votos)
Secretario: D. Juan Soto de los Reyes (22 votos)
Tesorero: D. Rafael Barrera Cano (23 votos)
Capiller: D. Francisco Moreno Gómez (18 votos)
Fiscal: D. José Antonio Ristori Ruiz (20 votos)
Vocal Primero: D. Diego López Gamaza (19 votos)
Vocal Segundo: D. Diego Montero Sánchez (21 votos)
Conciliario Primero: D. José Montoro García (20 votos)
Conciliario Segundo: D. Antonio Espinosa Domínguez (18 votos)

Cabe destacarse que a la fecha de la Primera Junta General, Cabildo de Elecciones, 5 de Mayo de 1.957, el censo de la Hermandad lo componían 30 hermanos y 19 hermanas. Fueron los que compartieron con la Comisión Organizadora el tiempo de actuación de ésta, por lo que tienen el carácter de Hermanos Fundadores. Su relación es la Siguiente:

1. D. Francisco Núñez Jiménez
2. D. Rafael Barrera Cano
3. D. Fernando Cano Romero
4. D. Juan Trigueros Peñalver
5. D. Manuel Tarrío González
6. D. Francisco Moreno Gómez
7. D. José Antonio Ristori Ruiz
8. D. Francisco Núñez Reina
9. D. Manuel Castell Pérez
10. D. Antonio Grilo Reina
11. D. Juan Luís Garrido Núñez
12. D. Diego Montero Sánchez
13. D. Diego López Gamaza
14. D. Juan Soto de los Reyes
15. D. Ildefonso Ramírez Beato
16. D. Manuel Martín Morales
17. D. Francisco Márquez Sánchez
18. D. Antonio Espinosa Domínguez
19. D. José Montoro García
20. D. Manuel Castilla de los Ríos
21. D. Francisco Herrera Benítez
22. D. Antonio García Cea
23. D. José Manuel Casares Aguilera
24. D. Ángel Espejo Posada
25. D. Santiago Zurita Irigoyen
26. D. Eleuterio Segura Gómez
27. D. Juan Troya González
28. D. Antonio Jiménez Fernández
29. D. Alejandro Vergara Ivison
30. D. Manuel Merino Garrido

1. Dña. María Pepa Romero Barrera
2. Dña. Carmen Ristori Ruiz
3. Dña. Mercedes Sánchez Ferrer
4. Dña. Rosario Pinal Palomares
5. Dña. María Pinal Palomares
6. Dña. Pilar Mateos Fernández
7. Dña. Pepita Rosa González
8. Dña. Lola Fernández
9. Dña. Natividad Cháves
10. Dña. María Josefa Riveriego Díaz
11. Dña. Maruja García de Casas
12. Dña. Ana María Pérez de Olmedo
13. Dña. Luisa González Guillén
14. Dña. Josefa Lobato de Santos
15. Dña. Amalia Alonso Cortiguera
16. Dña. Carmen Díaz Lamadrid
17. Dña. María Teresa Serra, Vda. de Díez
18. Dña. Ángeles Pérez de Soto
19. Dña. Josefa Reyes de González de la Peña

En el mes de Mayo de 1.958 y como consecuencia de ceses por dimisiones o traslados habidos, fue menester reajustar la formación de esta Junta de Gobierno, incorporándose a ella, y por el tiempo de su vigencia, los hermanos:

Teniente-Hno. Mayor: D. Antonio Villasán Vida
Capiller: D. Ildefonso Ramírez Beato
Vocal: D. Manuel Marín Morales
Conciliario: D. Francisco Soto Moscoso
Fiscal: D. José Montoro García, pasando de Conciliario a Fiscal.

En el mes de Agosto de 1.958 se le ofrece la Dirección Espiritual de la Cofradía al Rvdo. Padre D. Francisco González Cornejo, Coadjuntor de la Parroquia de Santiago, quien ya venía mostrando interés y cariño hacia esta Hermandad, asistiéndola en cuanto se le solicitaba, y dirigiendo los cultos semanales en la Capilla del Colegio cuantos viernes sus ocupaciones se lo permitían.

En Junta General Extraordinaria celebrada por la Hermandad el día 22 de Noviembre de 1.959, se tomaron, entre otros, los acuerdos de ratificar la gestión realizada por la Junta solicitando del Sr. Cura Párroco de Santiago, Dr. D. Francisco C. Corona Humanes, el traslado de nuestra sede canónica a la Iglesia de la Victoria; así como solicitar del Arzobispado la desmembración de ambas Cofradías y la continuidad de la de penitencia bajo el título de Hermandad de Nazarenos del Stmo. Cristo de la Buena Muerte y María Stma. del Dulce Nombre, todo lo cual nos sería aceptado por el Ilmo. Sr. Vicario del Arzobispado de Sevilla, según su escrito de fecha 15 de Febrero de 1.960.