12 de Septiembre… Dulce Nombre de María.

oy 12 de Septiembre, celebramos el dia del Dulce Nombre de María. No hay mas bello y con mas significado que el Dulce Nombre de María. Por esa razón vamos a esbozar una breve reseña sobre esta onomastica.

Según la costumbre de los Judíos, ocho días despues del nacimiento de la Virgen sus padres le impusieron el nombre de María. La liturguia ha fijado algunos días despues de la Navidad la fiesta del Santo Nombre de Jesús, ha querido instituir tambien la fiesta del Santo Nombre de María poco despues de su Natividad.

El nombre hebreo de María, en latin Domina, significa señora o soberana y eso es Ella en realidad por la autoridad misma de su Hijo Soberano Señor de todo el Universo. Gocemonos en llamar a María Nuestra Señora, como llamamos, como llamamos a Jesus Nuestro Señor, pronunciar su nombre es afirmar su poder, implorar su ayuda y ponemos bajo su maternal proteccion.

España se anticipo en solicitar y obtener de la Santa Sede la celebracion de la fiesta del Dulce Nombre de Maria. Nuestros cruzados, despues de ocho siglos de Reconquista, apenas descubierta America, pidieron su celebracion en 1513. Cuenca fue la primera diócesis que la solemnizó.

Despues de la derrota de Lepanto, los turcos se retiran hacia el interior de Persia. Cien años más tarde, con inesperado coraje, reaccionan y ponen sitio a Viena. Alborea límpido y radiante el sol del 12 de septiembre de 1663. El ejercito cruzado -solo unos miles de hombres- se consagra a María.

El Rey Polaco Juan Sobieski ayuda la misa con brazos en cruz. Sus guerreros le imitan. Despues de comulgar, tras breve oración, se levanta y exclama lleno de Fe: Marchemos bajo la poderosa proteccion de la Virgen Santa María.

Se lanzan al ataque de los sitiadores. Una tormenta de granizo cae inesperada y violenta sobre el campamento turco. Antes de anochecer, el prodigio se ha realizado. La victoria sonrie a las fuerzas cristianas que se habian lanzado al combate invocando el nombre de María, vencedora en cien batallas. Inocencio XI extiende a toda la Iglesia la festividad del Dulce y Stmo. Nombre de María para conmemorar este triunfo de la Virgen.

San Bernardo nos dice en este día del Stmo. Dulce Nombre de María : ¨No apartes tu mirada del resplandor de esta estrella, si no quieres sucumbir entre las olas del mundo. Cuando soplen vientos tentaciones o te abatan las tribulaciones, mira a la estrella, Invoca a María. Cuando olas furiosas de soberbia, ambicion o envidia amenacen tragarte, mira la estrella, invoca a María. Si la ira, avaricia o impureza quieren hundir la nave de tu alma, mira la estrella, llama a María. Si desesperado por la multitud de tus pecados, anegado por tus miserias, empiezas n a desconfiar de tu salvación, piensa en María, invoca a María. Que su nombre no se aleje de tu corazon ni se separe de tus labios¨.

Dios te salve María… Es tu Santo, el de todos tus hijos. Recibe nuestra felicitación emocionada llena de confianza en el poder de tu nombre Stmo. Unamonos a la Iglesia y con ella alegrémonos venerando el nombre de María para merecer llegar a las eternas alegrías del cielos.

El Santisimo y Ducel Nombre de Maria será para nosotros emblema de Victoria. Así ella va delante señalando luminosa el camino… Nos apropiamos las palabras de San Bernardo que continuan su segunda Homilia de la Anunciacion. ¨Siguiendola a Ella no te desviarás. Rogándola, serás fuerte. Mirándola, no te equivocarás. Agarrándote, no caerás. Siendo ella protectora, no temeras. Capitana, no te fatigaras. Siendo propicia Llegaras.

Diputado Cultos y Formación.