“A María Stma. del Dulce Nombre en su Santo”

í, Madre... Felicidades Dulce Nombre
porque dulce es tu Nombre, María
dulce como la canela que baña tu cara
dulce como tus lágrimas
que se vuelven amargas
por ver a tu Hijo muerto en la Cruz.

Sí, Madre... Felicidades Dulce Nombre
porque eres bendita entre todas las mujeres
porque tu amor hacia los hijos de tu Cofradía es tal
que no podemos faltar ninguna Madrugá junto a ti
y porque desde que me falta la ‘mare’ mía
sólo te tengo a ti.

Sí, Madre... Felicidades Dulce Nombre
porque en tus manos aguantas el pañuelo de la vida
pañuelo mojado de llorar tanto por ver a tu Hijo crucificado
pañuelo que se convierte en Paloma Blanca
mensajera de la Fe
que es Madre, al final, la que me guía.

Sí, Madre... Felicidades Dulce Nombre
porque cuando llega la mañana hasta el sol sale para verte
te cantan las alondras, te canta tu gente,
flamencos de tu barrio naciente
que salen al sonido de tus varales
para ver el reflejo de tu cara, y a Ese
al de la Buena Muerte.

Sí, Madre... Felicidades Dulce Nombre
porque gracias a esa que me dio la vida, pude conocerte
porque gracias a ella aprendí a quererte
costalero soy de ti, Monaguillos son mis hijos
y costalero fui, Madre,
de mi Cristo de la Buena Muerte.

Sí, Madre... Felicidades Dulce Nombre, sí
De esta forma te expreso mi cariño y con un “Dios te Salve María”
mas cerca estoy de ti cada día y lo único que te pediría,
que si alguna vez te olvidase Madre mía
tú no te olvides de mí
como nunca yo olvido a la familia mía.

Y pide a tu Hijo
a Ese que llaman Jesús
a Ese del cuerpo inerte
que bendiga a los hijos de su Cofradía
Sí, Madre... a los de la Buena Muerte.