A la Hermandad de la Buena Muerte

ace 8 años, bueno un poco mas, que en este mismo acto me acuerdo que dije que era un honor y un privilegio la confianza que me otorgó esta hermandad. Hoy vuelvo a recalcar esas palabras diciendo que para mi ha sido un honor y un privilegio el haber podido servir a esta Familia representándola en el cargo de Hermano Mayor.
Han existido momentos buenos y otros difíciles y complicados pero todos nos han ayudado a seguir madurando como institución.
Pero una vez mas la sensatez de esta Hermandad me ha vuelto a demostrar cual es el camino que sus componentes quieren seguir, que no es otro, que aquel que sus primeros Hermanos nos marcaron; una Hermandad nacida para la Madrugá y el amanecer del Viernes Santo, que ocupa un lugar muy importante en el barrio de Santiago.
“Para seguir avanzando y evolucionando, lógicamente, no hace falta reescribir la Historia”.
Quiero dar las gracias a todos los Hermanos que me han acompañado a lo largo de estos años, sé que lo hicieron de todo corazón y para servir a esta Cofradía, y digo Cofradía (del Niño Jesús) porque así comienza el título de Nuestra Hermandad desde la aprobación de los estatutos en febrero de este año, por parte de la delegación diocesana de hermandades y cofradías de nuestro obispado.
Podría estar aquí hablando durante mucho tiempo, no en vano ocho años dan para mucho, pero solo quiero añadir que le doy gracias a Dios por haberme dado la oportunidad de conocer a la gran mayoría de mis Hermanos de fila.
Expresarle a José Vicente que le deseo lo mejor, y que no se preocupe que con esta calidad de Hermanos las cosas son muy fáciles.
Y, por último decir que desde este momento me pongo al servicio de mi Hermano Mayor José Vicente Montoro Mayén…

D. Jaime Núñez Reina
24-02-2009 primer día de Quinario
(toma de posesión de la nueva junta de gobierno