Colaboradores de la Madrugá

n nuestra cofradía hay hermanos anónimos que realizan una gran labor durante la salida procesional, poniendo toda su alma de forma altruista y llevando la Cruz de su Cristo y de su Virgen en sus corazones, son los “Colaboradores de la MADRUGÁ”.

Personas que por alguna circunstancia especial, ya sea física o social, no pueden vestir la túnica ni salir debajo de las trabajaderas y que, en más de una ocasión, los he visto con más de una lágrima derramada.

Pensé hacerles un homenaje entrevistándolos. Para mi, ellos son los guardianes de la Madrugá, pues preparan y recogen cirios, sillas, ayudan a los nazarenos que se ponen enfermos,… entre otras labores.

Comencemos pues con las entrevistas:


Hno. D. Juan Rueda

¿Qué significa no poder salir en el cortejo procesional ni vestir la túnica?
Un poco de nostalgia, aunque la intento suplir con mi esfuerzo y mi ayuda en todo lo que la cofradía necesite en la calle.

¿Qué significa el Cristo de la Buena Muerte y la Virgen del Dulce Nombre en tu vida?
Algo muy importante.

¿Por qué haces esta labor tan sacrificada?
Simplemente por la Hermandad, para que la corporación crezca y se enriquezca y no sólo en el número de hermanos.

¿Qué es la Madrugá para ti?
Es una penitencia, un deber.

¿Cómo ves la cofradía en la época actual?
La veo bien, aunque con grandes altibajos dados los problemas y conflictos surgidos por la proximidad de las elecciones. En general se politiza mucho la situación.

¿Sientes el apoyo de la Junta de Gobierno en este tipo de labor?
Sí, en todo momento. Además ellos confían en las personas que vamos por “fuera” y saben que si surgiera algún problema estamos pendientes para solucionarlo.


¿Crees que nuestra Hermandad tiene un estilo propio?
Pues sí, más que estilo pienso que es carisma. Es indiscutible dado que cualquier persona que ve la cofradía en la calle, la reconoce rápidamente.

¿Qué ves o sientes cuando ayudas a los demás?
Cuando ayudo y realizo mi función siento una gran satisfacción porque veo que mi esfuerzo también tiene su pequeña recompensa en ese sentido. Estamos para colaborar y no sólo nosotros, sino todos los hermanos deberían poner su granito de arena en todos los momentos para enriquecer a la Hermandad.

¿Te felicita la Junta de Gobierno y hermanos al terminar todo el trabajo de la Madrugá?
Sí, aunque no lo necesitamos porque el que está ahí sabe lo que tiene que hacer y por qué lo hace, sin necesitar nada más.

Hno. D. Eladio Pérez

¿Qué significa no poder salir en el cortejo procesional ni vestir la túnica?
… Silencio ...

¿Qué significa el Cristo de la Buena Muerte y la Virgen del Dulce Nombre en tu vida?
Desde siempre, desde que me incorporé como hermano, siento un profundo respeto hacia las benditas Imágenes de esta Hermandad y todo lo que ella conlleva.

¿Por qué haces esta labor tan sacrificada?
La realizo por pura devoción a las citadas Imágenes Titulares de la Hdad.

¿Qué es la Madrugá para ti?
Es un momento muy especial en el cual, prevalece la obligación de ayudar en todo lo que esté en mi mano.

¿Cómo ves la cofradía en la época actual?
Pues generalizando, la veo con una gran falta de Fe cristiana por parte de ,sobre todo, la juventud.

¿Sientes el apoyo de la Junta de Gobierno en este tipo de labor?
La Junta en momentos clave, siempre cumple con todas sus obligaciones y compromisos, y por supuesto, apoya toda labor externa a ella y proveniente de los hermanos.

¿Crees que nuestra Hermandad tiene un estilo propio?
Pues sí, posee un marcado estilo muy peculiar que viene dado durante nuestros 50 años de existencia, y además queremos que prevalezca del mismo modo en los años venideros.

¿Qué ves o sientes cuando ayudas a los demás?
Lo único que veo es obligación por mi parte, pues es la única forma en la que puedo ayudar en esos momentos.

¿Te felicita la Junta de Gobierno y hermanos al terminar todo el trabajo de la Madrugá?
Después de terminar la Madrugada, no busco felicitaciones pues mi trabajo lo realizo por voluntad propia y huyo de todo tipo de protocolos.